Colegio francisco tomas y valiente

Interfaces de radio para Internet de las Cosas (Malakabot 2017)

Sus orígenes se remontan a 1986, por aquel entonces, se ubicaba en el barrio de HORTALEZA. Inicialmente se llamó IFP HORTALEZA, pero en 1997 cambió su nombre para rendir homenaje al que fuera Presidente del Tribunal Constitucional y PROFESOR de la Universidad Autónoma de Madrid, FRANCISCO TOMÁS Y VALIENTE asesinado por la banda terrorista ETA el 14 de febrero de 1996.

Fue en el curso 1996-97 cuando los miembros de la Comunidad Educativa decidieron cambiar el nombre de la institución. Se convocó un concurso público y se llevaron al Consejo Escolar tres nombres, entre ellos el de Francisco Tomás y Valiente, que acababa de ser asesinado por ETA unas semanas antes.

Nacido en Valencia en 1932, estudió Derecho y comenzó a dar clases en la Universidad de Salamanca, donde estuvo hasta 1980, cuando se trasladó a la Universidad Autónoma de Madrid. Recibió numerosos títulos y premios, y fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca en 1995.

Junto a su ingente labor de escritura, docencia e investigación, Francisco Tomás y Valiente fue Magistrado del Tribunal Constitucional entre 1980 y 1986, y su Presidente entre 1986 y 1992. También fue miembro de la Comisión de Arbitraje de la Conferencia para la Paz en Yugoslavia en 1991, y Consejero Permanente de Estado desde 1995 hasta su muerte.

INTERCAMBIO MADRID-MONTAUBAN

La Fundación Orange y el IES Francisco Tomás y Valiente han creado un nuevo GarageLab en Madrid. El GarageLab es una iniciativa de la Fundación Orange que proporciona la formación y el equipamiento necesarios a los centros y colegios que forman parte de la Red de Escuelas de Segunda Oportunidad -centros públicos, concertados o privados, así como fundaciones y asociaciones educativas-. A través del entorno FabLab y del movimiento Maker, pueden desarrollar una propuesta para sus alumnos que transforme los procesos de enseñanza, aprendizaje y desarrollo personal.

A la presentación asistieron el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el director del IES Francisco Tomás y Valiente, Tomás Alonso Pérez, y el director general de Orange España, Jean François Fallacher. Presentaron el nuevo GarageLab equipado con hardware de producción digital (impresoras 3D, cortadora láser, cortadora de vinilo), que servirá para formar a profesores y alumnos en tecnología digital y métodos educativos. Durante el lanzamiento, los propios jóvenes hablaron de su experiencia y mostraron los trabajos creados allí.

ESPAÑA: MADRID: FUNERAL DEL JUEZ ASESINADO POR EL VASCO

El centro de formación profesional, IES Francisco Tomás y Valiente, que se encuentra en Pinar del Rey (Madrid), ofrece una educación de vanguardia. Espacios innovadores, como «el Garaje Lab» un espacio concebido como taller, que fue presentado por el Alcalde, D. José Luis Almeida, un área en la que los alumnos pueden colaborar y desarrollar sus habilidades aprendiendo a utilizar máquinas modernas, descubriendo cómo diseñar objetos en 3D o el uso de software específico de diseño.

Gracias a esta destacada formación global, la escuela colabora en diferentes proyectos cada año, y cuenta con el apoyo de la Fundación Orange. Cada proyecto se presenta en su página web, siendo el más reciente la colaboración con el Centro de Educación Especial, Princesa Sofía, que ha dado a los alumnos la oportunidad de diseñar y crear herramientas especiales para ayudar a los niños a superar sus dificultades.

Entre los más recientes se encuentra GarageLabs, que pretende dotar a las Escuelas de Formación Profesional Básica y de Segunda Oportunidad de la formación y el equipamiento necesarios para que puedan desarrollar, a través del entorno Fab Lab y del movimiento maker, una propuesta para sus alumnos que transforme los procesos de enseñanza, aprendizaje y crecimiento personal, además de reducir la tasa de abandono escolar mejorando la motivación de los alumnos e impulsando la mejora de sus resultados académicos.

Ejemplo Ubidots – Laboratorio Virtual

ResumenLos estudiantes de entornos familiares más ventajosos tienden a rendir más que los de entornos menos ventajosos. Pero no está claro que estos estudiantes se esfuercen más. Construimos un modelo de estudiantes, escuelas y empleadores para estudiar la interacción del entorno familiar y el esfuerzo ejercido por el estudiante en el proceso educativo. Dos factores resultan ser clave para determinar la relación entre el esfuerzo y el entorno familiar: (i) la actitud del estudiante hacia el riesgo y (ii) cómo la productividad marginal del esfuerzo del estudiante depende de su entorno familiar. Mostramos que cuando el grado de aversión al riesgo es relativamente bajo (alto) en comparación con la sensibilidad de la productividad marginal del esfuerzo, los estudiantes de entornos familiares más ventajosos se esfuerzan más (menos). Empíricamente, encontramos que si la educación de los padres se redujera de la posesión de un título universitario a la educación obligatoria incompleta, los estudiantes de primaria y secundaria ejercerían alrededor de un 21-23% menos de esfuerzo (aproximadamente igual a una reducción de 2 horas semanales en los deberes). En el caso de los alumnos de primaria también encontramos que las productividades marginales del esfuerzo son mayores para los que proceden de entornos familiares menos ventajosos.